domingo, octubre 03, 2010

Miedo

Tengo miedo, cariño.
Estan lloviendo granadas en mi ciudad, en mi estado, en mi país.
Mi pueblo es un pueblo pequeño, nada importa en mi plaza principal,
un teatro, una escuela, y a esas horas, un vacío palacio municipal.

Tengo miedo ,

¿Y  si no puedo amarte después?
¿Y si no puedo besarte después?
¿Y si uno de estos días me encuentro en medio de un ataque narcoterrorista?

Solo espero, mi amor,
que no estés a mi lado,
por que si algo te pasara a ti,
sería inmensamente infeliz.

Yo puedo soportar esquirlas,
puedo tolerar quemaduras,
puedo vivir con heridas,
pero no puedo con una vida sin ti.

Tengo miedo mi cielo,
llueven granadas en mi ciudad,
y quisiera, mi amor, quisiera,
irme lejos, poder volar.

Llevarte a un lugar seguro,
estar contigo, darte bienestar,
cocinarte tu comida favorita,
cada fin de semana.

Tengo miedo, mi vida,
nunca creí llegar hasta acá.
Llévame lejos mi vida,
sácame de esta ciudad.

2 comentarios:

A 80 cm del piso dijo...

Siempre tenés la palabra justa. Estaba pensando que, dentro de mi felicidad, tengo miedo. Y entro a tu blog y me encuentro con ésto. Quizás no es el mismo miedo, no? Porque yo tengo miedo a perdernos mutuamente con mi "VOS", a que ésta oportunidad que nos dimos no funcione, a pelearnos para siempre. Son distintos miedos, pero son miedos al fin, no?
Hermosos escritos, como siempre.
Cariños Lina!

Akasius: dijo...

miedo natural, miedo al no poder hacer nada, o mas bien casi nada, pero en ese miedo siempre surge la necesidad de actuar, sobrevivir, ¿que tanto? pues lo que nuestros pies y puños lo permitan y hasta donde el alzar de nuestras voces, plumas y hojas o hasta nuestros escritos electrónicos lo permitan. Soñar siempre es el camino, pero actuar es la respuesta. Saludos!