martes, agosto 03, 2010

Jugar juegos juguetones.

Esta entrada no es para hombres. Ni siquiera para hombres curiosos. Ya que pueden sentirse ofendidos. Esta entrada es para mujeres.
Una vez escuché, que el poder de una mujer reside en hacerle creer a su hombre que la idea que tuvo fue enteramente de él.
Esta entrada es para nosotras que sabemos cuales son las reglas y como imponerlas.

Yo se que te divierte este juego.
Tu y yo. Jugando a platicar con la mirada. Y yo sé (en realidad no lo sé, pero me imagino) que la mitad de lo que estás pensado es sucio, pero, todo lo que piensas me incluye.

Yo sé que te divierte este juego..
Los dos, mirándonos, jugando a ser adolescentes, y hoy, tu querías que yo jugara a ser virgen.
Y sabes que soy tan virgen como una trabajadora social francesa.

¿Que puedo decir? A los dos nos gusta este juego, te aprendiste mis reglas, tentaste terreno, fuiste diplomático y te dejé entrar y salir (y luego, entrar y salir, y entrar y salir... Bueno, tu entiendes, ¿No?)

Y es el juego más divertido que he jugado. No la pasaba tan bien desde la secundaria.


Saludos Dictadoras.

2 comentarios:

Luis de Monterrey dijo...

Jaja, suena a argumento de pelicula porno producida en el patio de mi casa con una camara casera de 8 mm, pesimo audio y una terrible iluminación, gracias a Dios, todo lo que dices solo sucede en mi imaginación, y mi cabeza produce al mas puro estilo hollywodense.

A 80 cm del piso dijo...

Qué cierto!
Qué identificada me sentí.
A los dos nos gusta este juego, nos aprendimos las reglas, lo dejé entrar y salir, entrar y salir y así sucesivamente, hace muuucho tiempo.
¿La mayoría de las mujeres somos así?
Un beso!