viernes, diciembre 09, 2005

Se le llama tristeza.

¿Se le llama tristeza a esas ganas de llorar o al vacìo en el alma?
Mis energìas se llenan de oscuridad, el tiempo me es insuficiente, no he podido escribir y me duele la cabeza.
Estress supongo, necesito un postre y un poquìtito de cafè.
A veces quisiera estar solita para poder gritar madres a todods los que me han dañado, por

que han sido màs de los que yo he hecho daño, sin embargo, no servirìa, pues...MMM, no lo sè, creo firmemente en que el tiempo le va a dar a cada quien lo que se merezca, creo en pocas personas, pero ellas si se merecen mi fe.
Jurè no atormentarme màs con esto, pero ya no puedo, yo creìa que no tenìa nada en su contra, pero el rencor me carcomìa y nisiquiera me daba cuenta yo de ello.
Sucediò lo insoportable, me topè con èl, el vecino, la persona màs irresponsable del mundo, un chico guapo que creìa podrìa obtener todo lo que el desease solo con serlo, pero no fue asì.
El rompiò todas mis ilusiones de puberta inexperta, todas las ideas que yo tenìa de que la gente podrìa ser buena, pudo haber escogido cualquier otra vìctima, pero tuve que ser yo, me eligiò a mi ue me verà toda su vida, pues vive en la calle del frente.
En fin, no se como ni de domnde pero saquè mis fuerzas, toda mi rabia se enfocò a el, su moral, la poca que tenìa, quedò destrozada, no lo podìa creer, le estaba diciendo sus verdades, merece sentir todo el dolor del mundo, es un imbècil, pero que le hago en un principio yo lo sabìa, era sòlo que no lo querìa ver.
Creo en el destino y espero màs que nada en èl... El tiempo le darà lo que se merece.
No me arrepientpo de haberlo conocido, me arre piento de haber sido tan ciega... Es todo, saludos y cuìdense.

1 comentario:

josete dijo...

Qué te hizo el vecino ese o qué? O es una ficción. Bueno, mejor a otra cosa, mariposa. Saludos y ya sabes donde encontrame.